Veronica Martin, sobre 33 anos de vida, acudio por primera oportunidad an alguno de estos locales hace poco mas de un ano:

“Me siento muy segura”

“Fui con un amigo con el que tenia relaciones sexuales esporadicas que me lo planteo”. Esa primera ocasii?n le surgio durante un trayecto a Berlin: “Alli seri­a harto normal”. No se considera asidua, No obstante detras de esa primera habilidad en Alemania, ha acudido dos veces mas. “Me gusta”, reconoce, “me da la impresion un lugar en donde puedes hacer lo que te apetezca desde ver o masturbarte inclusive interaccionar con otra personas. Igualmente, me siento muy segura y no ha transpirado extremadamente comoda, que para mi seri­a de vital importancia; se nota que desde la entidad se esta bastante pendiente sobre que cualquier vaya bien”, anade, “nunca tengo duda de que volvere”.

A pesar de que se reside una cierta normalizacion de los sex clubs -“creo que puede hacerse un simil con lo que ocurria con los sex shops realiza unos anos”, apunta Martin-, en Espana todavia emanan un halo sobre secreto. “existe un leve intercambio de comprension; ya nunca nos avergonzamos sobre ir a un local a donde se practica sexo”, dice Aurelio Caton, sobre 41 anos. “Lo normal invariablemente ha sido que las personas lo haga; lo complicado, que lo admitiera”, anade Caton, responsable sobre Boyberry Madrid, otro local a donde se practica sexo Asimismo dedicado al publico gay en el barrio sobre Malasana. a diferencia sobre The Ring, este espacio posee desmesurados cristaleras que dan a un esquinazo sobre la avenida sobre Valverde. Por mediacii?n de ellas se ve la barra y unos estantes a donde se vende material amoroso. En contraste con los anteriores, este goza de la licencia de sex shop con acto en vivo. Son las 2 modalidades principales con las que se inscriben estos espacios no obstante Tenemos mas variaciones.

La zona para entrenar sexo se esconde tras una cortina. “Boyberry nace de la idea sobre que el sexo nunca seri­a tabu ni oscuro”, apunta Caton, “en contraste con la vision que se tenia antiguamente sobre aquellos espacios como sitios clandestinos o turbios”. El local nunca cierra Jami?s (a corriente abre desde las 12 del mediodia hasta las 3 de la madrugada) y no ha transpirado sobre media acuden unas 100-150 gente al aniversario, consiguiendo en cuenta que las fines sobre semana asi­ como los festivos Existen la de mi?s grande cantidad de publico. Justamente, hace dos semanas un club sobre similares caracteristicas fue desalojado por superabundancia sobre aforo. En el informe policial ademas se hacia relato a drogas. “Nosotros controlamos demasiado la cuanti­a sobre individuos que se encuentran en el interior no solo por las permisos sino Asimismo por la comodidad sobre nuestros clientes”, aclaran desde Boyberry. “Con respecto a las drogas, ocurre como en cualquier bar de noche: esta prohibido tanto su consumo como su saldo. En general, los clientes lo entienden desplazandolo hacia date me el pelo no tenemos ningun contratiempo con esto”, anaden desde la agrupacion de el establecimiento.

El Boyberry esta animado el jueves por la tarde

El comunicacion es disponible; se paga el costo de una consumicion. Pasada la cortina de bandas negras, diversos chicos recorren la sala de glory holes del piso de arriba. “seri­a morboso lo de unicamente alcanzar ver desplazandolo hacia el pelo tocar por esos agujeros”, susurra Emilio, de 23 anos anteriormente de hallar un hueco en el que colocarse. Abajo, cabinas privadas; amplias y confortables camas -“de viscolastica”, apunta el responsable- o un laberinto. Cualquier con una iluminacion casi inexistente desplazandolo hacia el pelo porno emitiendose en varias pantallas en las salas: “La oscuridad es pieza de la decoracion”, apunta Caton. Y no ha transpirado resume: “En realidad nuestro maqueta sobre establecimiento seri­a igual que el sobre un bar; vivimos de estas copas que vendemos. Lo unico es que en nuestro local ofrecemos un espacio agradable, con total seguridad desplazandolo hacia el pelo divertido con el fin de que los consumidores practique sexo”